La violación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental


La población saharaui está siendo perseguida por cuadrillas de colonos armados y agitados por el gobierno marroquí y el ejército de ocupación.

Se ha lanzado una acción de presión al Parlamento Europeo para que se haga cargo de la responsabilidad que le corresponde y se posicione, intentando de este modo que se detenga la violación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

http://sahararights.net/

LOS DERECHOS HUMANOS  tienen  como punto de partida los PRINCIPIOS  de LIBERTAD y de IGUALDAD

La violación de los derechos humanos. Discriminación. Represión. Censura. Derechos de los Niños. Miseria e Ignorancia.

Treinta años de violaciones de los derechos humanos en el Sahara Occidental no son suficientes para que España asuma su deuda histórica. La pasividad de la Comunidad Internacional y la poca efectividad de la ONU tiene como consecuencia una situación de inestabilidad que afecta a todo el Magreb. Las negociaciones directas entre Marruecos y el Frente Polisario, bajo la tutela de Naciones Unidas iniciadas en Junio del presente año, parecen no dar su fruto.
Tres cuartas partes del Sahara Occidental están ocupadas por Marruecos. Hace más de 15 años que la ONU asumió la responsabilidad de buscar una solución pacífica al conflicto. También estableció su Misión para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO) que supervisa el alto el fuego y dirige un referéndum que pretende permitir a los saharauis decidir sobre el futuro de su territorio. Naciones Unidas anhela ayudar a las partes a “alcanzar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que permita la autodeterminación del pueblo saharaui”.
La resolución 1754 aprobada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el 30 de abril de 2007 inclina la balanza hacia el derecho fundamental del pueblo saharaui a la autodeterminación, recogido en la Carta de las Naciones Unidas. El Frente Polisario se sujeta al derecho de autodeterminación pero Marruecos sólo está dispuesto a negociar la autonomía. Mohamed VI, aseguró que la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental es “plena, perenne e inalienable”. La ONU no debería tolerar este comportamiento de Marruecos, que tras Israel, es el país que más resoluciones de Naciones Unidas ha violado.
El control de las minas de fosfatos más ricas del mundo, los bancos de pesca y los yacimientos de gas y petróleo parecen justificar la discriminación y la represión del pueblo saharaui. Las manifestaciones de los jóvenes, que piden la autodeterminación, independencia y la protección de los recursos naturales, son reprimidas violentamente por las fuerzas de ocupación. Torturas, secuestros y detenciones son las principales muestras de persecución que padece este pueblo.
En un informe publicado por la Fundación France Libertés y la Asociación Francesa de Amistad y Solidaridad con los Pueblos de África (AFASPA), relativo a la explotación de recursos del Sahara Occidental de Marruecos, denuncia que España es el país más beneficiado por los recursos saharauis. El informe afirma que España es el socio económico más importante de Marruecos en Sahara occidental, en las áreas de los fosfatos, los recursos marítimos, o incluso la arena. Una postura contraria a la que debería adoptar: el compromiso político de rechazo a las violaciones de los derechos humanos.
En 1976, las fuerzas políticas de la democracia contrajeron un compromiso con el Frente Polisario tras la pasividad mantenida ante La Marcha Verde. Una estrategia de Marruecos cuya intención era anexionar los territorios del Sahara Occidental. Un proceso de descolonización inconcluso bajo la presión de los últimos coletazos del régimen, sirvió y sirve como justificación para que los sucesivos gobiernos españoles hayan ignorado nuestro compromiso histórico.
Sigue sin perfilarse una solución en el horizonte. La falta de voluntad política de las partes implicadas, la incapacidad de Naciones Unidas para resolverlo, y en menor medida, los gobiernos de la democracia española, son los principales obstáculos en este contencioso cuya víctima directa es el pueblo saharaui.
Naciones Unidas debería imponer la desmilitarización de los territorios ocupados. El Nuevo Plan Baker podría ser un punto de partida para un futuro acuerdo. La ONU debería obligar a cumplir todas las resoluciones y dejar atrás, al igual que los gobiernos democráticos, los intereses económicos que priman sobre los derechos fundamentales de un pueblo oprimido.

http://aldeaalterglobal.blogspot.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s